Visión

Una comunidad educativa

  • en la que todas las tareas estén sustentadas e integradas en su propuesta, personalizada y cristiana, potenciadora de virtudes, habilidades, talentos y, sobre todo, vínculos amables;
  • naturalmente inclusiva de todos -alumnos, docentes, familia –;
  • en la que, educadores y familias, transiten y acompañen a los educandos, en cada etapa del camino de sus vidas y desde sus respectivos roles, en sintonía, unidos por valores compartidos;
  • que conforme un ámbito de trabajo gratificante;
  • con roles bien definidos;
  • tenaz ante dificultades;
  • facilitadora del desarrollo del potencial, en primer lugar de sus alumnos y también, de todos sus actores;
  • siempre sensible y dispuesta a una escucha atenta a la realidad “del otro”, sea educando o compañero de trabajo, para inspirarle confianza y contención.